Posteado por: desparpajado | 25/09/2009

Ejecutivas de cuentas


ejecutivas

A veces las entiendo. Eso de ser el “eco” de los jefes no debe resultar gratificante. Están siempre a la sombra del gerente general o vicepresidente ejecutivo (como prefieran llamarlo).

No tienen poder de decisión, todo deben consultarlo al  cliente o a sus superiores. Se la pasan entre la espada y la pared, dependiendo de los demás departamentos. Son la cara de la agencia, sólo eso. Actúan como palomas mensajeras, deambulan por las oficinas durante todo el día, como ánimas en pena.

Muchas poseen los conocimientos necesarios para planificar y ejecutar, no lo dudo. Pero no los ponen en práctica porque  fueron contratadas para decir AMÉN ante las exigencias del “chivo que más mea”. Aunque sepan que algo va mal, lo llevan a cabo porque “así lo pidió el cliente”. Para colmo, les toca tomar dictado, cual secretaria de la administración pública.

Con razón andan con caras de pocos amigos. No es para menos, el rol que ejercen puede convertirse en un agente de frustración personal y profesional. Mi consejo para ellas: dedíquense a otra cosa antes de que el trabajo acabe con sus potencialidades.

 Nota: Post inspirado en una reunión que acaba de culminar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: