Posteado por: desparpajado | 07/12/2009

Regalos de boda


Creo que no estoy preparado para esta etapa de la vida: comprar regalos de boda.

Pensé que elegir un obsequio para futuros esposos sería mucho más fácil, pero no. Es más complejo de lo que parece.

Por lo general, se conoce más de cerca a uno de los contrayentes, rara vez a los dos. Entonces es complicado conseguir un artículo que no supere el presupuesto previsto y que guste a la pareja, no a uno solo (como suele suceder).

Mi mamá me recomendó regalar sábanas. ERROR. Los juegos de sábanas matrimoniales están carísimos. Además, obsequiar sábanas (y paños) es un pasatiempo de señoras mayores de 40 años. Eso no va conmigo.

Si hubiera sido por mí, les regalo un libro de sexo para que practiquen más seguido. De hecho, pasé por la librería y vi un título muy bueno: “Atrévase a grabar su propio video porno”. Pensé en comprarlo para obsequiarlo, pero… SEGUNDO ERROR. A veces las otras personas no entienden mis bromas desenfadadas. Preferí evitar malas caras el día del matrimonio.   

Llamé a una amiga y me aconsejó buscar modelos sencillos de cafeteras, licuadoras o microondas, porque esos electrodomésticos siempre son necesarios en una casa. Me pareció lógico su razonamiento y fui en la búsqueda de dichos artefactos. TERCER ERROR. Los “modelos sencillos” son de pésima calidad, parecen juguetes de plástico (tipo Barbie). Da pena entregar una mamarrachada así. En cambio las cafeteras, licuadoras y microondas de buena calidad, de marca, flotan en el espacio. Subieron de precio arrechamente.

Así que, después de recorrer varias tiendas tratando de regatear e intentando no recurrir a la tarjeta de crédito (la pobre no aguanta más), terminé comprando un set de copas de vino tinto. Las copas no son nada baratas (pregúntenle a mi bolsillo). Sin embargo, considero que son un detalle que el novio y la novia sabrán agradecer (eso espero). Son útiles, ideales para una buena cena en familia o en pareja. Visten la casa y son delicadas.

Ojalá los novios sepan apreciar las copas de cristal y no me las pongan en la cabeza. Y si lo hacen, las agarro, las envuelvo en papel de regalo nuevamente y se las doy a mi madre en Navidad. Bastante  me costó (en tiempo y dinero) elegirlas, no pienso perderlas.

Anuncios

Responses

  1. Por eso es bastante útil la tarjetica con el simbolito “$”, aunque frío e impersonal, puede ser mejor aprovechado por los newlyweds… sin embargo, un regalo “en metálico” tiene una desventaja importante: Si estás corto de fondos, los novio se dan cuenta y quedas como pichirre jajaja 😛

  2. En mi boda los regalos que más aprecié fueron las sábanas.. haha están tan caras que tengo solo los 4 juegos que recibí ese día.
    Las copas de vino fueron excelente idea.. 🙂

  3. Totalmente de acuerdo con Adriana y Patricia.

    Las sábanas están muy caras, con razón tengo las mismas de hace 10 años. Y sí, regalar efectivo cuando no se cuenta como mucho capital es MUY MALA IDEA.

    Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: